July 2012

S M T W T F S
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031    

Custom Text

Style Credit

Expand Cut Tags

No cut tags
shivana: (Default)
Wednesday, February 8th, 2012 09:53 pm
Este es mi amigo invisible para strangeblackpearl, una pequeña broma con la que espero que lo pasara bien, un juego en definitiva. Spike ha sido secuestrado por el Príncipe de las mentiras y su fiel criado Igor (las razones, en el fic de Demonio "la biblioteca del Conde Orlok" Teneis que rescatarle antes de que sea demasiado tarde, y antes de que tus competidores lleguen antes que tu. Os atreveis.



   Rescatando a Spike )  


shivana: (Default)
Monday, March 15th, 2010 03:19 am



DISCLAIMER :"Los personajes no son míos pertenecen a Joss Whedon, Mutant Enemy, la W.B, UPN y FOX, o quien sea que tenga ahora sus derechos, y sólo los uso para contar esta historia, la cual si me pertenece, y por la que no persigo ningún fin comercial."


Con el alma adormecida, borrada por tu ausencia, ciego el sentido y la razón,        
vago sin rumbo entre sombras.
Y vuelvo a ese rincón oscuro donde no existe luz ni esperanza,
donde en la inmensidad de mi vacío puedo aspirar tu esencia aún flotando en el aire.
Negra noche se cierne sobre mis pensamientos,
oscuro vacío se apodera de mi corazón,
que late cansino, sin fuerzas, desposeído de toda esperanza, de toda posibilidad,
que lucha por seguir adelante sólo porque tú se lo pediste.
Quería salvarte y no lo permitiste,
hubiera sido mas osada, más rápida, mas precisa
pero no me dejaste.
Me hubiera fundido en un beso apoderándome de tus labios,
aspirando tu esencia prohibida, tu oscuridad más profunda,
para brillar en el negro infinito.
Me hubiera fundido en tu cuerpo,
ese cuerpo mil veces recorrido,
esa piel tantas veces deseada y tomada por mis dedos,
Hubiera desaparecido en ti sin dudarlo,
convertidos en cenizas volátiles, leves, esparcidas por el viento.
Pero mi dijiste corre.
Y corrí, y me salvé y te dejé irte,
y ahora el triunfo me sabe amargo,
como amargas son las lágrimas que se agolpan en mi alma.
Siento que me ahogo, me falta el aire,
porque la vida se me escapa detrás de tu última risa, detrás de tu último aliento.,
detrás de tu última mirada, intentando retenerte entre los dedos, mientras me quemo,
y la oscuridad se apodera de mi corazón.
Cuanto tardé en comprender, que tarde vi que tu eras mi luz, mi calor, mi refugio.
Ahora sólo puedo llorar lágrimas negras y frías mientras te espero.

 

Y contar los días soñando que te salvo porque soy mas osada, más rápida, más certera, más precisa.


Tags:
shivana: (Default)
Monday, March 15th, 2010 03:03 am





Bueno como últimamente ando muy escasa de inspiración he pensado poner las poquitas cosas que he escrito para WTB a ver si me animo poco a poco.
Est es la que deberia haber subido en primer lugar, ya que fue mi bautismo en el foro pero supongo que en el fondo da igual. DISCLAIMER :"Los personajes no son míos pertenecen a Joss Whedon, Mutant Enemy, la W.B, UPN y FOX, o quien sea que tenga ahora sus derechos, y sólo los uso para contar esta historia, la cual si me pertenece, y por la que no persigo ningún fin comercial."


La última noche

Aquella noche todo era diferente, había algo en el aire que presagiaba el fin de los días, algo grande estaba a punto de ocurrir, y él mirando aquel medallón extraño, intentando escudriñar sus secretos, sólo podía pensar en ella.
Ella............... siempre era ella, desde que había recuperado la cordura se había prometido ahogar ese sentimiento, esconderlo en lo más profundo de esa recien recuperada alma, no podía aspirar a más, así que se había propuesto ser su compañero, su apoyo, su protector, acompañarla en silencio y estar dispuesto para lo que necesitara.
Casi lo había conseguido, hasta ese día en que sola y desvalida la había encontrado en aquella casa abandonada.
Nunca la había visto tan pequeña, tan menuda y frágil y ya no se pudo resistir.. Se declaró.... se declaró  como debía haber hecho hacia mucho tiempo, casi sin querelo había dejado su alma desnuda, todo ese sentimiento reprimido, todo ese amor que le había ido inundando sin que él se hubiera dado cuenta desde mucho tiempo atrás, ese amor en el que se había ahogado tantas veces, se había desbordado, había aflorado por cada poro de su piel, sus palabras ya no le pertenecían, ni su corazón, ni su boca le hacían caso, y casi sin querer se había escuchado decirle por fin todo lo que llevaba tanto tiempo reprimiendo, como si se viera desde fuera, estupefacto ante su propia lucidez.
Desde esa noche todo había cambiado, ya no tenía que esconder más ese sentimiento.. Ella .... siempre ella, dentro de su mente, de su corazón, ya se lo había dicho hacía mucho tiempo, sólo había sitio para ella...
Y allí estaba él, en la penumbra de aquel sótano esperándola en silencio, esperando en soledad para acurrucarse a su lado sin esperar más que una caricia dulce y callada mientras llega el sueño. Y dormir abrazado a ella, sin esperar más que ese leve tacto de sus dedos acariciando su piel con una dulzura nueva y desconocida. Sin aspirar a ser más que el leve reposo del guerrero antes de la batalla. El sólo echo de estar a su lado abrazados en el silencio de la oscura noche le producía más felicidad que todas sus vidas anteriores, así que mientras miraba aquel medallón esperaba a que ella llegara y pasaran la que pudiera ser su última noche fundidos en un cálido abrazo.
Y entonces de forma silenciosa y muy lentamente noto su presencia, antes incluso de que pudiera vislumbrarla entre las sombras del sótano, noto su olor, ese olor que le embriagaba los sentidos y que le había desde siempre permitido encontrarla mucho antes de poder ni siquiera adivinar su paradero.
Poco a poco bajó los escalones que los separaban y se paró al final de la escalera, ella lo estaba mirando fijamente como nunca en todos aquellos años le había mirado.
Quizás por primera vez en todo ese tiempo le veía realmente.
Mientras ella se acercaba con paso lento pero decidido, él apenas  se atrevía a mantener su mirada, se sentía embrujado, desvalido como un niño, tímido como un adolescente. Algo en su semblante le decía que esa noche todo era diferente, y no sólo porque quizás esa fuera la última noche que conociera.
Ella se acercó a él y sin pronunciar palabra alguna lo abrazó con una suavidad inusitada, acarició su cuello, su rostro, ese rostro tan bello, sus pómulos y sus labios y lentamente empezó a besarlo, Spike se sintió mareado, tímido, confuso... un torrente de emoción le impedía apenas moverse.
Desde su vuelta apenas se habían tocado hasta aquella noche en que ella le había pedido que se quedara con ella, y la abrazara.............. y él no aspiraba a más, de echo ni siquiera se atrevía a pensar en más.
Ella lo tumbó delicadamente sobre el lecho, acariciando su cuerpo con aquellos dedos menudos, decididos, y con un profundo amor empezó a besar cada rincón de su cuerpo. Con la suavidad que el amante experto desposee a su amada de sus ropas en su primera noche, lo desnudó lentamente, recreándose en cada rincón, cada recoveco de su delgado y musculoso cuerpo.
Sí, decididamente aquella noche todo era diferente..........
Y mientras ella con la mayor dulzura del mundo inundaba todos sus sentidos con ese amor largo tiempo reprimido, mientras el conducía hacia un mundo para él inexplorado y lleno de sensaciones nuevas, cayó en la cuenta de que aquella era la primera vez.
Era la primera vez que hacían el AMOR, era la primera vez que experimentaba realmente lo que significa, era la primera vez que su alma podía sentir, que podía amar sin barreras, sin límites, la primera vez que ella lo poseía total y absolutamente, que poseía no sólo su cuerpo, sino también su alma, todo su ser.  
Y mientras agotados alcanzaban el máximo placer, mientras se perdían uno en el otro, extasiados, agotados, unidos en un único ser, spike pensó que aquella era en realidad su primera vez..........

FIN

P.D. No se si he sido capaz de expresar todo lo que me embargaba, pero me gustó mucho la idea de demonio en el comentario al capítulo de que tal vez habían hecho por primera vez el amor. En realidad empecé a pensar que era así de tal forma que para Spike era la primera vez que hacía el amor realmente.

Me plantee que William nunca llega a colmar sus deseos de amor, y que spike una vez vampiro a pesar de ser un gran amante, no llega a experimentar realmente el máximo placer en cuerpo y alma. Porque su amor nunca es  correspondido, y a pesar de ser un gran amante, un gran instrumento de placer, no dejar de ser eso tanto para Dru como para Buffy, porque ninguna le entrega su alma, una no puede porque no tiene y la otra no quiere.
En fin igual es una gran tontería y en el fondo da igual, pero me gustaba ese planteamiento.
 


Tags:
shivana: (Default)
Monday, February 1st, 2010 02:49 am


Escribi esto para WTB el maravilloso foro de Demoniodehiel, en un día triste y gris en el que sólo sentía un gran desasosiego. Me gustaria compartirlo.

DISCLAIMER :"Los personajes no son míos pertenecen a Joss Whedon, Mutant Enemy, la W.B, UPN y FOX, o quien sea que tenga ahora sus derechos, y sólo los uso para contar esta historia, la cual si me pertenece, y por la que no persigo ningún fin comercial."

"De repente se había hecho un gran silencio. Una sonrisa de orgullo se dibujaba en su rostro, una sonrisa que era más bien una mueca absurda, como podía sonreír justo en ese momento, justo después de verle desaparecer, justo después de comprender que ya no lo vería nunca más.

Nunca... que palabra tan terrible.

Y lo peor es que no había comprendido lo que pasaba hasta el final, cuando ya era demasiado tarde. Cuando lo único que había sido capaz de hacer era entrelazar sus manos, y decirle te quiero... Tarde, como siempre, y él no la había creído, y ahora ya no estaba, y no podía decirle cuanto lo quería realmente, desde mucho antes de darse cuenta, desde mucho antes de aceptar que el pudiera amarla, desde mucho antes de que se fuera para conseguir ser digno de ella... Cuando ya lo era, sólo por amarla de tal forma que renunciaba a sí mismo y a lo que era.

Tarde.

Nunca podría explicarle que había comprendido cuanto la amaba realmente.

No quería pensar, no quería sentir. Un gran vacío la inundaba, le dolía por dentro, la ahogaba, y sólo era capaz de pronunciar su nombre...Spike.

Cerró los ojos y aspiró una profunda bocanada de aire, no quería pensar que haría mañana, como iba a sobrevivir sin notarlo a su lado. Se había convertido en parte de ella, siempre ahí, apoyándola cuando todos la abandonaban, cuidando de ella, curando sus heridas, no sólo las que se veían sino también aquellas que la mataban por dentro, haciéndole compañía, haciéndole reír, amándola en silencio.

 

Sólo quería acurrucarse a su lado y sentir sus caricias, sus besos. Hacerle el amor lentamente y decirle todas aquellas cosas que le habían quemado en los labios, que había estado a punto de decirle tantas veces.

Ya no podría pedirle perdón y eso la rompía por dentro, se odiaba por no haber sido capaz de decirle cuanto le dolía haberle tratado de aquella manera, había estado tan ciega... había sido tan egoísta.

Ella le había hecho tanto daño, lo había golpeado con todas sus fuerzas, haciéndole pagar toda su frustración y su dolor, le había golpeado hasta acabar exhausta, y le había golpeado también de la peor manera posible, con sus palabras, lo había insultado, rebajado, y él lo había soportado, había ahogado sus lágrimas, porque era tan grande su amor.

 Ese amor que ella le había negado. Porque no podía creerle, porque no era posible, porque él no tenía alma, y era un vampiro y era un monstruo, y no podía sentir con un corazón que no latía, ni amar con un alma que no existía.

Y si no era un hombre, y si no tenía alma, y no respiraba y su corazón no latía, cómo iba a amarla, como iba a protegerla, a apoyarla, a comprenderla. Y si todo era mentira qué le quedaba... Y si nada era posible como iba ella a amarle, a sentir todo aquello que la embargaba cuando estaba a su lado. Y entonces se había odiado, por no poder resistirse a él, por no poder apartarlo de su mente, por no poder negarle, por sentir aquella atracción que la arrastraba noche tras noche a su lado, y entonces se había confundido tanto... Había pensado que ella se estaba oscureciendo, que las tinieblas se estaban apoderando de ella, perdiendo su humanidad. Y en realidad era él el que brillaba.

Eran tantas las cosas que nunca podría decirle.

Nunca...que palabra tan terrible.

Que tarde había comprendido que él había cambiado mucho antes de conseguir esa alma llena de cicatrices, que había ido a buscar para ella. Para que ella pudiera amarlo y no sentir asco.

Y ahora ya nada importa, porque a pesar de haber pasado aquella última noche con él, a pesar de haberlo amado con toda la dulzura y ternura de la que era capaz, a pesar de haberlo amado con todo su corazón y su deseo, con toda su pasión, no había podido decirle tantas cosas...

Ilusa, había creído que podría hacerlo más tarde, después de la batalla, después de ser “héroes”, después de salvar al mundo una vez más. Y había callado, pensando que tendría muchas noches


en las que sentarse juntos en el porche de alguna casa en algún lugar, y explicarle todo aquello que ahora la asfixiaba. Todo aquello que ahora la ahogaba hasta hacerlo insoportable. Había creído que tendría muchas noches en las que amarse hasta caer exhaustos, muchas noches en las que caminar a su lado cogidos de la mano como nunca se había atrevido a hacer. Muchas noches en las que salvarse el uno al otro y en las que perderse dentro de aquellos ojos inacabables. Muchas noches en las que fundirse en uno y derretirse juntos.

Y ahora ya era tarde. Nada de aquello sucedería nunca. Nunca, otra vez...esa terrible y odiosa palabra.

Y de repente sintió como un mar de lágrimas la inundaban y se derramaban por todo su ser, y rompió a llorar desconsoladamente, a llorar por dentro y por fuera, sin poder parar, sin poder evitarlo. A llorar por él, y por ella, por los dos, por lo que ya nunca podrá ser. Y un millón de lágrimas amargas, llenas de dolor y sufrimiento ahogaron aquella estúpida sonrisa.


Tags: